«Girardi debiera asumir una distancia y dejar espacio para nuevos dirigentes políticos del PPD»

Publicado el martes 3, mayo 2016

Publicado en El Mercurio de Valparaíso, 03 de mayo de 2016

Aunque la renuncia del diputado Pepe Auth al PPD golpeó hondo, era previsible. Sólo hace un par de meses que uno de los fundadores de la colectividad había salido a criticar con dureza el rumbo que había tomado la tienda. Esta mirada crítica es compartida por un grupo de militantes históricos transformados en la disidencia de la directiva que encabeza Jaime Quintana y también a la siempre polémica figura del también senador Guido Girardi, a quien muchos ven «como el poder en las sombras».

Sergio Bitar, otro de los fundadores, expresidente del partido y también parte de esta disidencia, reconoce que le dolió la salida de Auth. «No puede sino dolerme que se aleje una persona que ha hecho una contribución tan importante desde los momentos de lucha contra la dictadura hasta la construcción de la democracia y luego la fundación del PPD. Lo lamento mucho».

– Entre la disidencia que existe hoy en el PPD muchos consideran que es mejor dar la pelea desde dentro. ¿Qué opina?

– Lo primero es tener un buen diagnóstico de qué es lo que ocurre y luego cada uno tomará sus propias decisiones. Yo la mía siempre la he tenido tomada y desde que este partido se fundó hasta hoy, y como presidente del partido durante tres periodos, como secretario general y ahora como presidente de la Fundación por la Democracia, voy hacer todo lo que esté a mi alcance por ayudar a recuperar la fuerza que en algún momento tuvimos o evitar un deterioro mayor.

– ¿Y cuál es su diagnóstico?

– Estamos viviendo un ciclo mundial de límites a la democracia representativa y se buscan formas de participación adicionales y eso afecta la política en general y a los partidos en particular. En Chile han cambiado las formas en que los chilenos quieren participar y eso hace que la forma tradicional de gobernar como la de manejar los partidos se está sacudiendo y hay que estar atento a esos procesos de los cuales el PPD no está excluido.

– ¿Pero qué ocurre en el PPD?

– Lo que es preocupante es que se ha venido produciendo un cierto estrechamiento de los espacios de discusión y diversidad interna. Se suma que en el último tiempo ha habido un ánimo de radicalización de gente que tiende a descalificar al que piensa distinto o cree tener la verdad. Y esa nunca ha sido una buena receta ni para la política ni para los cambios. Entonces, el PPD tiene que reponer, y esta es una obligación con el país, la capacidad de debate amplio de reconocimiento de las distintas líneas. Hay gente que tiene una mirada más hacia la izquierda, otros más hacia el movimiento social y otros hacia las libertades políticas. Y eso tiene que combinarse en una sola síntesis. Eso se ha ido perdiendo y hay que reforzarlo.

– ¿Y qué ocurre si no se recupera eso?

– Al perderse eso y no habiendo espacio importante como lo teníamos antes para la reflexión estratégica del Chile que queremos, hace que se empequeñezca la función de los miembros de un partido. Esto permite la creación de un caldo de cultivo que facilita la instalación de grupos menores que están más preocupados del poder que de las ideas y del país.

– Entonces, ¿el PPD ha virado hacia la izquierda?

– Yo diría más bien que ha restringido el espacio del debate para personas que son menos radicales o que incorporan otras miradas a la política regional y que no tiene necesariamente que ver con izquierdas y derechas.

– El diputado Auth calificó al senador Girardi como «socio controlador» del PPD. ¿Es así?

– Con la ausencia de ideas florecen los grupos y por eso hay que reponer la fuerza de las ideas. Y ahí tengo una diferencia porque uno no puede estar culpando a una persona y hay que ver qué otros miembros de un partido se agrupan en torno a esa persona y buscan ese tipo de paraguas para actuar y no el paraguas de las corrientes de opinión. También destacaría en el caso de Girardi el impulso que la ha dado a la comisión futuro. Creo que Guido debiera inclinarse mucho más por esta nueva tarea, dejar este rol en el partido que ha jugado por tanto tiempo, asumir una distancia y dejar espacio para que sean nuevos dirigentes políticos jóvenes los que ingresen, porque los nombramientos aún siguen en grupos muy chicos y hay que traer gente nueva, hay que tener má generosidad. Hay que traer a los mejores y no pensar si son o no de mi grupo.

– Cómo explica el influjo de Girardi…

– Lo primero es menos de lo que la gente dice. La gente hace caricaturas. Las influencias dependen de quienes quieren ser influenciados. Es un tema de ideas. Yo lo pongo como ejemplo, pero cuando competí la segunda vez por la presidencia para encabezar la campaña de Lagos, Girardi era el jefe de la campaña de Schaulsohn. Estuvimos en posiciones distintas y ganamos. Es una cuestión de querer competir y eso a veces noto que falta. Hay que abrir el partido. Aquí se ha instalado una lógica cerrada de grupos pequeños y en esto tiene razón Auth, aunque no es sólo del PPD. El Servel acaba de publicar los partidos con más renuncias y el PPD está en quinto lugar precedido por RN, la UDI, el PS y la DC.

– El presidente del PPD criticó el momento de la renuncia, que califica de incomprensible…

– Es un tema secundario. Lo principal es que nos preguntemos todos los que queremos abrir y tener más diversidad, cómo atraer más a los jóvenes y reponer la capacidad de reflexión, tenemos que pensar cómo se hace, qué prácticas hay que erradicar y cuáles nuevas hay que instalar. Por eso se necesita que tanto ésta como la directiva que viene tomemos medidas y consulte a la militancia.

– Girardi se defendió señalando que el PPD no es una empresa para hablar de socios mayoritarios y le enrostró a Auth no haber presentado una lista alternativa.

– Bueno, todas esas cosas las vamos a analizar y en parte hay razón, pero de nuevo insisto que el tema de fondo es la apertura, la diversidad y la profundidad de la reflexión, es el compromiso ciudadano. Si la gente no se siente atraída por la política, Chile va a andar mal. Y la responsabilidad es de señor a paje.

– ¿Cuál es el escenario que viene?

– Lo peor que podrían hacer los dirigentes es taparse los ojos. Hay que analizar y no tomar una posición defensiva. Este no es un tema personal, es un tema de un proceso político de debilitamiento de los partidos y Chile siempre ha tenido como capital la fortaleza de sus partidos y no hay otro camino para tener una democracia buena que no sea con partidos buenos. Y tenemos que hacer un cambio mayor, tener más generosidad, los que deben dejar posiciones de poder las dejen, hay que dejar que vengan nuevos, estimular el debate nacional, por ahí va la solución.

– ¿Renunciaría al PPD?

– Yo no renunciaré al PPD y no renunciaré a formar una gran agrupación de las fuerzas progresistas socialistas democráticas y socialdemócratas, y que es lo que planteado desde que volví del exilio, o sea, desde hace más de 30 años. Y esta fuerza, junto a la DC, ha permitido hacer grandes avances en Chile. Este movimiento progresista está pendiente y una persona como Auth hay que entenderlo como parte de ese movimiento.