La última entrevista de Patricio Aylwin

Publicado el viernes 29, abril 2016

Publicado en Qué Pasa

La última entrevista que concedió Patricio Aylwin fue al ex ministro Sergio Bitar y al académico Abe Lowenthal, editores del libro “Transiciones democráticas: conversaciones con líderes mundiales”, hoy en inglés y que próximamente será lanzado en versiones en árabe, francés y español. A continuación la traducción del diálogo, donde el ex presidente no esquivó ningún tema.

Por Sergio Bitar y Abraham F. Lowenthal

 

En su residencia de calle Arturo Medina esquina Diego de Almagro en Providencia, a los 97 años, y rodeado de su familia, falleció el ex presidente Patricio Aylwin, el primer mandatario después de 17 años de dictadura y una de las figuras más emblemáticas de la transición. La última entrevista que concedió Aylwin fue en una larga conversación con el ex ministro Sergio Bitar y al académico Abe Lowenthal, para el libro “Transiciones democráticas: conversaciones con líderes mundiales”, publicado originalmente en inglés.

La transición Chilena de la dictadura de Pinochet a un extenso periodo de gobernanza democrática y desarrollo económico es a menuda considerada un modelo. De todas las decisiones que usted tuvo que tomar para guiar este proceso, ¿cuáles son las dos o tres que considera más importantes?

Primero yo diría que, más allá de esas decisiones, la historia del país fue muy importante para la transición. Chile es probablemente el país latinoamericano con mayor estabilidad democrática después de la independencia. Y cuando la perdimos, recuperarla se volvió la tarea fundamental de nuestro proceso. Aquellos que luchamos por el regreso de la democracia –tanto en la izquierda como en el centro (al que yo pertenecía), el mundo de los socialistas y el mundo de los democratacristianos, además del mundo de los radicales (lo que podemos llamar la centroizquierda)– lo que nos unió, más allá del espíritu de cambio y de la búsqueda de una sociedad más justa, fue la sed por democracia.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ