Sergio Bitar: «Estamos en condiciones de retirar el CAE de la banca, para que el Estado se haga cargo de los créditos»

Publicado el sábado 2, enero 2016

Publicado en La Tercera, 02 de enero de 2016A juicio del militante PPD, el Fisco debería hacerse cargo del 100% de los créditos en tres años.

 

Para el ex ministro de Educación, Sergio Bitar, la instalación de la gratuidad a partir de este año fue un paso valorable en las reformas del sector, pero, asegura, quedan otros. Por ejemplo, que el Fisco se haga cargo del Crédito con Aval del Estado (CAE), sistema de financiamiento creado cuando él era jefe de la cartera, lo que permitiría sacar paulatinamente a los bancos del sistema universitario.

¿Qué le parece que la Presidenta haya postergado el proyecto de reforma a la educación superior?

Antes señalé que el proyecto necesitaba más tiempo de reflexión y más consultas, para que tuviera un respaldo mayor de los principales actores. Aún falta afinar y articular bien los distintos temas y por lo tanto creo que era mejor tomarse un poco más de tiempo y evitar tropiezos, la decisión de la Presidenta me parece bien y está pendiente una segunda decisión.

¿Cuál?

Decidir la forma de la tramitación legislativa, para que no se entrabe el debate. Si esto se incluye todo en un sólo texto, hay a lo menos ocho materias distintas que conviene tener presente a la hora de impulsar una tramitación.

¿Usted cree que hay que dividirlo?

Creo que hay que pensar en cuál puede ser el mejor camino de tramitación. De hecho la reforma del sistema escolar fue separada en partes. Primero se presentó una iniciativa de inclusión, luego carrera docente y un proyecto de nueva educación pública. Y en este caso también hay muchas materias.

¿Cómo evalúa el rol del Consejo Consultivo para la Reforma a la Educación Superior en el que usted participó?

Me consta que la ministra (Adriana Delpiano) le dio alta importancia a este consejo que tenía una finalidad delimitada. No podemos valorar cuánto de lo que se planteó en esos debates está siendo recogido hasta no ver el proyecto de ley. Y yo diría que quienes participamos lo hicimos con mucho cariño, aportando todo lo que se sabe de Chile y de otros países.

¿Cree que faltaba discutir más el proyecto?

Pienso que con las opiniones que se han recogido, el estado del proyecto hoy día es más sofisticado y está más maduro que hace dos meses. La decisión de la Presidenta abre espacio para exponerlo y empezar a tener las primeras reacciones que permitan eventualmente hacer correcciones. En esto vale consultar más, escuchar más que correr. Veo mucha más coincidencia que en otros proyectos, porque está en juego la calidad de los profesionales del país y en esa materia no hay mucho juego de piernas ideológico sobre cómo se hacen las cosas.

¿Qué le parece todo lo que ocurrió con la glosa de gratuidad?

Es un balance de dulce y agraz. El agraz son los trastabillones y las improvisaciones, falta de rigor para cuantificar los costos, faltó más conocimiento de cómo se puede operacionalizar. El dulce es que se instaló la gratuidad como proceso, esto incluso fue aceptado por la derecha, que estaba en contra y tomó la bandera incluso un poco populista de decir que hay que dársela a todos de forma inmediata. También hubo otra ventaja: obligó a pensar un poco más las cosas y ver cuáles son las aristas que pueden surgir y que deben ser tomadas en cuenta por un proyecto como este que debe durar muchos años.

Usted destaca que se haya instalado el sistema de gratuidad, y en ese contexto ¿cree que debe revisarse la permanencia del CAE?

Creo que está cumpliendo un ciclo que permitió una gran expansión de la cobertura de la educación superior, pero que a su vez mostró dos debilidades: la calidad se vio mermada y hay que mejorarla. Y segundo, ahora hay más capacidad de financiamiento público directo, a mi juicio estamos en condiciones de ir acercándonos más rápido a un sistema que opere en torno a organismos del Estado y no de los bancos.

¿Hay que eliminar el CAE?

Va a seguir habiendo créditos, porque el número de alumnos que va a ingresar a la gratuidad de aquí a 2018 no va a superar el 40% de los estudiantes, ya que la mitad de menos ingresos representa menos de la mitad de los alumnos del sistema. Vamos a tener un sistema gradual, y mientras esa gradualidad dure tiene que sustentarse en créditos. El paso que debemos dar ahora es que esos créditos sean otorgados y gestionados por organismos públicos. La Comisión Ingresa está manejando más del 40% de los créditos y los bancos no tienen interés en este asunto porque es muy complicado. Entonces más vale sacar a los bancos del sistema de créditos a partir de ahora, sobre todo si hay capacidad del Estado. Podemos hacer que de aquí a tres años el 100% de los créditos sean manejados por el Fisco.

¿Cómo se podrían otorgar?

Hay distintas fórmulas, podrían pasar todos al Banco Estado y el Fisco pone recursos a esa institución con un plan especial. Otra alternativa es que se haga cargo la Tesorería General de la República. Eso está abierto y hay que discutirlo, pero creo que estamos en condiciones de retirar el CAE de la banca, para que el Estado se haga cargo de los créditos.

¿Qué le pareció el fallo del TC que declaró que había requisitos discriminatorios y arbitrarios?

Creo que no obstruye lo que el gobierno quiere hacer. El TC no objetó la exigencia de años de acreditación sino que pidió que sean los mismos para todos, y ese criterio se tendrá que incorporar en la ley definitiva. Si hay universidades del Estado que no cumplan con las nuevas categorías, eso significa que hay que hacer un plan especial de reforzamiento de los planteles estatales. Las universidades del Estado tienen que tener gratuidad, pero tienen que tener calidad.

¿Fue un error la diferencia de años de acreditación que se pretendía hacer entre las instituciones?

En una reunión donde estaban algunos rectores de universidades estatales, las juntas directivas y representantes de la Presidenta, se hizo una exposición y salió este tema y la gente que estaba ahí recordará que yo dije que no puede ser que se exijan tres años de acreditación para unas universidades y cuatro para otras y pregunté ¿cómo se sostiene eso? y advertí que era una discriminación. Me refiera con esto a que no es algo que nos haya sorprendido, estoy hablando de una reunión que debe haber sido a fines de septiembre o principios de octubre.

¿Qué piensa del tema del lucro?

Si usted está dando becas a CFT e IP con fines de lucro y está dando CAE a instituciones con fines de lucro, por qué no darle gratuidad a estas mismas instituciones que lucran. Entonces hay que despejar el tema del lucro de los CFT e IP y por eso creo que el gobierno debe enviar un proyecto que puede ser aprobado muy rápido para exigir que todas estas instituciones sean sin fines de lucro. ¿Por qué dejar abierta esa puerta?.